Regresar a la Home
Google Scholar
 Nada de lo psicológico nos es ajeno
III Congreso Nacional de Psicología - Oviedo 2017
Universidad de Oviedo

 

Aviso Legal

ARTÍCULO SELECCIONADO

Psicothema

ISSN EDICIÓN EN PAPEL: 0214-9915

2000. Vol. 12, nº 2, pp. 321-322
Copyright © 2014


Imprimir Ver PDF    

  

TEST INFORMATIZADOS. FUNDAMENTOS Y APLICACIONES

 

Julio Olea, Vicente Ponsoda y Gerardo Prieto (Eds.)

Madrid, Pirámide, 1998, 428 páginas

REVISION DE LIBROS / BOOK REVIEW

En las últimas décadas la creciente presencia y generalización progresiva del ordenador y de su tecnología asociada han propiciado un importante cambio de enfoque, estrategias y objetivos en el campo de la evaluación psicológica y educativa. El libro Tests informatizados. Fundamentos y aplicaciones se ocupa justamente de examinar a fondo el impacto que la informática ha tenido sobre todo en la forma de construir y aplicar tests psicológicos y educativos y, en menor medida, en la forma de analizar dichos tests.

 
Imprimir

Ver PDF

Revisado por:
María José Navas
UNED

 

En las últimas décadas la creciente presencia y generalización progresiva del ordenador y de su tecnología asociada han propiciado un importante cambio de enfoque, estrategias y objetivos en el campo de la evaluación psicológica y educativa. El libro Tests informatizados. Fundamentos y aplicaciones se ocupa justamente de examinar a fondo el impacto que la informática ha tenido sobre todo en la forma de construir y aplicar tests psicológicos y educativos y, en menor medida, en la forma de analizar dichos tests.

Este libro surge a raíz de un simposio celebrado en 1997 en el V Congreso de Metodología de las Ciencias Humanas y Sociales titulado Tests informatizados y adaptativos informatizados y tiene por objeto ‘acercar al lector en castellano los problemas y soluciones que van apareciendo en el nuevo campo de trabajo que resulta de aplicar la informática a la teoría de los tests’ (p. 13). El libro se dirige tanto a alumnos como a profesionales de la psicología y la educación, vinculados preferentemente al ámbito académico - dada la complejidad y nivel de detalle en el tratamiento de algunas cuestiones técnicas importantes - aunque también con un claro interés para los profesionales de la psicología aplicada, ya que son los psicólogos a pie de obra los que en definitiva han de consumir y utilizar los tests informatizados en su práctica profesional.

En este libro, el término test informatizado se reserva para aquellos instrumentos que cumplen los dos requisitos siguientes: ‘a) Se conocen sus propiedades psicométricas, que han sido obtenidas a partir de un modelo matemático, y b) sus ítems se presentan y responden en un ordenador que también se emplea para estimar el nivel de rasgo o rendimiento de la persona’ (p. 14).

El libro se organiza en seis partes. La primera se dedica a consideraciones psicométricas y normas de uso de los tests informatizados. La segunda se centra en una pieza clave en la construcción de tests informatizados, los bancos de ítems. La tercera parte se ocupa ya de los tests informatizados y adaptativos informatizados. En la parte cuarta se analizan las importantes implicaciones de la imbricación de la psicología cognitiva, la psicometría y la informática. La parte quinta se ocupa del software utilizado a la hora de construir, aplicar y analizar tests informatizados y en la parte sexta se describen una serie de aplicaciones de tests informatizados adaptativos y no adaptativos, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

La parte primera consta de dos capítulos. En el primero, J. Muñiz y R. K. Hambleton realizan un rápido recorrido por las grandes líneas de influencia de la informática en los tests y establecen el marco normativo tanto para la utilización de tests informatizados como para la evaluación de tests adaptativos informatizados que, si bien deben cumplir con los requisitos psicométricos clásicos, reclaman con frecuencia un tratamiento singular. El segundo es un breve capítulo escrito por I. I. Bejar y R. E. Bennett que se ocupa de una cuestión muy concreta: la puntuación automática de respuestas abiertas, en particular, sus implicaciones en la validez y diseño del test. A pesar del indudable interés de esta cuestión, su especificidad y tratamiento algo superficial junto con su ubicación en la primera parte del libro resultan cuando menos algo desconcertantes.

La parte segunda dedicada a los bancos de ítems consta también de dos capítulos. El primero, de carácter general y escrito por M. I. Barbero, aborda dos cuestiones: qué es un banco de ítems (cómo se construye, qué información ha de incluirse) y cómo se gestiona (cómo se construyen y aplican los tests, cómo se procesan las respuestas de los sujetos y cómo se mantiene un banco de ítems, esto es, cómo se actualiza y renueva). El segundo está escrito por J. G. Molina, J. Sanmartín e I. Pareja y presenta una propuesta de desarrollo de un sistema informático — BANKIT — destinado a facilitar o dar soporte al proceso de creación de bancos de ítems a sus potenciales usuarios.

La parte tercera entra de lleno en el tema de los tests informatizados y adaptativos informatizados, con cuatro capítulos. El primero de ellos se debe a J. Olea y P. Hontangas y se dedica a los tests informatizados de primera generación (tests de lápiz y papel trasladados a formato informático o tests desarrollados ya desde su inicio en ese formato): tras un rápido repaso histórico se exponen sus ventajas y los obstáculos que deben sortear. El segundo capítulo escrito por J. Renom y E. Doval se ocupa de la aplicación más poderosa de la informática en el campo de los tests: los tests adaptativos informatizados. Este capítulo da una visión clara, sintética e integrada de un test adaptativo informatizado, haciendo una exposición detallada y comprensiva de todas las fases del proceso. Es un capítulo absolutamente central en el libro, tanto por su contenido (da de lleno en la diana) como por la forma de exponerlo. El tercer capítulo es obra de J. Olea, V. Ponsoda, J. Revuelta, P. Hontangas y M. Suero y se centra en los problemas más importantes detectados en la utilización de tests adaptativos informatizados y en las líneas abiertas de investigación sobre los mismos, junto con una pequeña exposición relativa a la metodología de simulación, tan frecuente y fructífera en este campo. En el último capítulo, S. Wise presenta una variación sobre los tests adaptativos informatizados, los tests autoadaptados informatizados.

La parte cuarta Informatización y psicometría cognitiva consta de dos capítulos. En el primero, G. Prieto y A. Delgado se adentran con acierto y valentía en un terreno ciertamente difícil, poco explorado en la literatura en castellano y tampoco demasiado fácil de encontrar en la anglosajona, al menos no con la lucidez y el atractivo con el que lo hacen aquí los autores. En este capítulo se expone y propone la metodología cognitiva como el camino más prometedor y apropiado para la medición científica de las aptitudes, frente a la metodología tradicional más vinculada a las teorías factorialistas de la inteligencia y a la psicología diferencial; en suma, se defiende la medición fundamental posibilitada por la penetración de la psicología cognitiva y la metodología experimental en la psicometría frente a la medición por definición que lleva emparejada la aproximación psicométrica clásica a la medición de la aptitudes. Tras una breve descripción de las principales características y limitaciones de esta última, se pasa a describir dos de los métodos más representativos de los nuevos enfoques en la construcción de tests de aptitudes: la medición de los componentes cognitivos y los modelos componenciales de la teoría de respuesta al ítem. En el segundo capítulo escrito por J. Revuelta y V. Ponsoda se ilustra uno de los logros o consecuencias de la deseada relación entre la psicometría y la psicología cognitiva: la generación automática de ítems, esto es, la construcción de forma automatizada de ítems con características psicométricas predeterminadas.

La parte quinta está dedicada al software y consta de dos capítulos. En el primero, P. Hontangas realiza una presentación general del software utilizado en la construcción, aplicación y análisis de los tests informatizados. Éste es un capítulo de amplio espectro ya que, por un lado, no se limita a los programas comerciales distribuidos por las compañías de software sino que se ocupa también de los programas de distribución gratuita cuya reseña suele ser publicada en las revistas y, por otro lado, no solo presenta los programas específicamente diseñados para realizar actividades directamente implicadas en los tests informatizados sino que también se comentan programas de uso general, lenguajes de programación y sistemas de autor que pueden ser utilizados para llevar a cabo tales actividades, pero que no fueron diseñados con tal fin. De nuevo, nos encontramos frente a un capítulo central, tanto por su contenido — los tests informatizados son impensables sin software — como por la forma de organizarlo y presentarlo; puede ser de gran ayuda para el usuario la tabla 11.2 (pp. 255-257) donde se resumen las principales características de 61 programas. Además, se revisa por vez primera la aplicación de tests en la red. El segundo capítulo escrito por G. Prieto y A. Delgado se dedica a describir someramente las principales características de los programas HyperCard y MetaCard — entornos de programación orientados a bases de datos — cuya utilización recomiendan en la construcción de tests informatizados por su flexibilidad, facilidad de uso y compatibilidad.

En la última parte se describen distintas aplicaciones informatizadas. Dos de ellas son adaptativas; la batería Micropat, utilizada en la selección de pilotos en Gran Bretaña cuyo diseño, desarrollo y validación es expuesto por D. Bartram en el capítulo 13 y COMTEX, que es un test adaptativo informatizado desarrollado y descrito en el capítulo 16 por E. García, J. Gil y G. Rodríguez sobre contenidos escolares en el área de Geografía, Historia y Ciencias Sociales en la Educación Secundaria Obligatoria. Dos de ellas no son adaptativas; el TEA-SYSTEM, que es una solución informática integrada diseñada por TEA Ediciones para la aplicación, corrección e interpretación de los principales tests de personalidad, intereses y motivación, descrito en el capítulo 15 del libro por C. García y M. Suero y el sistema de evaluación informatizada que lleva a cabo la Universidad Autónoma de Baja California (México) para el acceso a la Universidad de los estudiantes, descrito en el capítulo 14 por E. Backhoff, M. A. Ibarra, M. Rosas y N. Larrazolo. En el último capítulo de esta parte y del libro se hace un recorrido por la evolución que ha sufrido en nuestro país el proceso de mecanización del trabajo psicométrico, por lo que han sido y son las demandas más habituales de los usuarios españoles y en qué ámbitos se han producido éstas. Se indican las casas que ofrecen servicios de mecanización y se describen los principales tests y herramientas informatizadas actualmente disponibles en el mercado español.

A lo largo de estos 17 capítulos la obra consigue sobradamente su objetivo de acercar al lector en castellano a la problemática de los tests informatizados y al abanico de soluciones que se han ido proponiendo. Tests informatizados. Fundamentos y aplicaciones se presenta como una obra de obligada referencia y consulta para todos aquellos que trabajan con tests, por varias razones. Primero, aunque no es la única referencia en castellano (véase García-Cueto, 1996; Hambleton, Slater, Narayanan y Setiadi, 1996; López-Pina, Ato, Sánchez-Meca y Velandrino, 1990; Olea y Ponsoda, 1996 y, sobre todo, Renom, 1993) sí constituye con diferencia el tratamiento más comprensivo y detallado del tema. Además, tampoco existe una obra de características similares en el mercado anglosajón, donde la literatura se centra más en aspectos concretos examinados en el libro, como los tests adaptativos informatizados (e.g., Wainer, 1990, 2000) o en programas o aplicaciones concretas (e.g., Sands, Waters y McBride, 1997 con el CAT-ASVAB; Anderson, 1997 y Smith, 1997 con las pruebas de certificación profesional de los ATS; Almond y Mislevy, 1998 con la evaluación del inglés como segunda lengua), pero no se proporciona una visión tan amplia sobre el conjunto de los tests informatizados y sus aplicaciones. Segundo, se trata de una obra actualizada y bien estructurada, con una ordenación adecuada en la presentación de los contenidos y, en una buena parte de los capítulos, con ejemplos ilustrativos y clarificadores. Tercero, es una obra con entidad, considerada tanto en su conjunto como en cada uno de los capítulos que la integran, esto es, resiste una doble lectura. El trabajo de los editores ha hecho posible lo primero; el haber conseguido también lo segundo hace inevitable una cierta reiteración de ideas y conceptos.

En definitiva, se trata de una obra que aborda un tema de gran actualidad e interés y que lo hace de forma seria, detallada, con rigor y con una buena planificación, presentación y riqueza de contenidos.


Almond, R. G. y Mislevy, R. J. (1998). Graphical models and computerized adaptive testing. Princeton, NJ: Educational Testing Service.

Anderson, D. L. (Ed.) (1997). First aid for the NCLEX-RN computerized adaptive testing. Stamford, Conn.: Appleton y Lange.

García-Cueto, E. (1996). Software psicométrico. En J. Muñiz (Coord.), Psicometría. Madrid: Universitas.

Hambleton, R. K., Slater, S. C., Narayanan, P. y Setiadi, H. (1996). Construcción automatizada de los tests: conceptos básicos, avances técnicos y aplicaciones. En J. Muñiz (Coord.), Psicometría. Madrid: Universitas.

Lopez-Pina, J. A., Ato, M., Sánchez-Meca, J. y Velandrino, A. (1990). Test y diagnóstico psicológico por computador. En J. Algarabel y J. Sanmartin (Eds.), Métodos informáticos aplicados a la psicología. Madrid: Pirámide.

Olea, J. y Ponsoda, V. (1996). Tests adaptativos informatizados. En J. Muñiz (Coord.), Psicometría. Madrid: Universitas.

Renom, J. (1993). Tests adaptativos computerizados: Fundamentos y aplicaciones. Barcelona: PPU.

Sands, W. A., Waters, B. K. y McBride, J. R. (Eds.) (1997). Computerized adaptive testing: From inquiry to operation. Washington: APA.

Smith, S. F. (1997). Content review for the NCLEX-PN computerized adaptive testing. Stamford, Conn.: Appleton y Lange.

Regresar a la Home Buscar en la página Contacta con nosotros Regresar a la Home