Regresar a la Home
Google Scholar
 Nada de lo psicológico nos es ajeno
III Congreso Nacional de Psicología - Oviedo 2017
Universidad de Oviedo

 

Aviso Legal

ARTÍCULO SELECCIONADO

Psicothema

ISSN EDICIÓN EN PAPEL: 0214-9915

1990. Vol. 2, nº 2, pp. 173-177
Copyright © 2014


Imprimir Ver PDF    

  

CARACTERÍSTICAS INDIVIDUALES Y TIPO DE OCIO

 

Eduardo García-Cueto y Víctor Cerro

Facultad de Psicología. Universidad Complutense de Madrid

El objetivo de la presente investigación fue el estudio de la interdependencia entre las características de los sujetos, el tipo de ocio hacia el que tienden y las variables ambientales del lugar en el que se desarrollan sus conductas de ocio. Se construyó un cuestionario para medir aspectos tales como: clase socio-cultural, aspecto del lugar elegido como centro de diversión, facilidad de acceso, situación geográfica en el plano de la ciudad, apariencia interna, costo, calidad de productos, calidad del servicio, etc. Los análisis realizados muestran una alta relación entre las variables individuales estudiadas y las características de los lugares elegidos por los mismos para la ocupación de su tiempo libre.

Palabras Clave: Ocio. Estructura factorial. Clase social. Ambiente.

Leisure and Individual characteristics.- The objective of the present investigation was to study the interdependence between the subjects characteristics, the type of leisure toward which he tends and the environment variables of the place where he carries out his leisure activities. We designed a questionnaire to measure the following; aspects: Social-cultural class, certain aspects of the place chose as play-center, geographic situation on the city-map, internal aparearance, cost, product quality, service quality, etc. The analyses carried out show a high relationship between the individual variables studied and the characteristics of the places chosen by the subject in which to spend their free time.

Key words: Leisure. Factor Structure. Social class. Environment.

 
Imprimir

Ver PDF

Eduardo García-Cueto y Victor Cerro
Facultad de Psicología.
Universidad Complutense de Madrid

 

Conviene, cuando se habla de ocio, empezar definiendo el término ya que en la literatura sobre el tema existe bastante confusión y no parece haber un acuerdo para llegar a delimitar la conducta de ocio. Se define pues, el tiempo de ocio, como todo aquel período durante el cual el individuo se desliga de sus obligaciones profesionales, familiares y sociales y procura la realización voluntaria de ocupaciones consideradas a priori satisfactorias y como un fin en sí mismas, que le permitan, en interacción con un ambiente apto para ello, divertirse, descansar, desarrollar su propia formación personal y/o comunicarse socialmente. (Dumazedier 1974). La relación de esto con características individuales es tan clara que ya en 1899 Veblen lo consideraba como un indicador de status social.

El estudio del ocio se hará desde un enfoque Psicológico-Ambiental atendiendo a la interrelación entre el sujeto que lo disfruta, las actividades que lleva a cabo y el ambiente en que estas últimas se producen sin restringir el análisis únicamente al ambiente físico que rodea al individuo, sino avanzando hacia el conocimiento de lo que Burillo y Aragonés (1986) denominan ambiente construido, ambiente social y ambiente conductual.

La línea de estudio pretendida, muy próxima a la escuela ecológica (Wicker, 1979), requiere restringirse a algún aspecto concreto de las conductas de ocio de los sujetos. Se eligió lo que Gil Calvo y Menéndez Vergara (1985) denominan ir de copas que puede definirse como aquel conjunto de conductas que los sujetos realizan como un fin en sí mismas, concebidas como actividades de recreo social y diversión, llevadas a cabo, habitualmente, en grupo y consistentes en ir a locales donde se expenden bebidas para su degustación inmediata y en los que es posible charlar con los amigos, tomar una o varias consumiciones y, ocasionalmente, bailar.

Dado que esta actividad es, mayoritariamente, realizada por los jóvenes se ha reducido a ellos el presente estudio. Para constatar la importancia que entre dicho sector poblacional tiene el ir de copas basta remitirse a la encuesta llevada a cabo por el Ministerio de Cultura y publicada por Gil Calvo et al., (1986) en donde se dice que el 43% del tiempo libre los jóvenes lo usan para ir de bares y es en beber en lo que consumen más dinero (un 37% de todo lo que poseen).

El objetivo de la presente investigación es mostrar la relación de interdependencia entre las características de los sujetos, los hábitos de ocio y el ambiente en el que se manifiestan.

MÉTODO

Sujetos:

La muestra estuvo compuesta por 107 sujetos, 60 varones y 47 mujeres, con edades comprendidas entre los 18 y los 26 años, todos ellos estudiantes de la Universidad Complutense.

Materiales

Para este estudio se utilizaron tests de papel y lápiz confeccionados ad hoc para la presente investigación:

1.- Cuestionario de clase sociocultural.

2.- Cuestionario sobre actitudes y conductas de ocio.

3.- Escala de tipo Thurstone (comparaciones binarias) sobre características de los bares.

Todos los cuestionarios se aplicaron a la vez a los sujetos por el mismo investigador en tres sesiones diferentes en aplicación colectiva.

Análisis

El estudio de la validez discriminante del cuestionario clase sociocultural se realizó sobre una muestra de 182 sujetos, estudiantes de distintas facultades de la Universidad Complutense. Aplicado el cuestionario se dividió al grupo normativo en grupos extremos (27% superior e inferior) y se llevó a cabo una prueba de Kruskal-Wallis encontrándose que los siguientes ítems discriminaban entre grupos extremos a un nivel de confianza igual o superior al 95%.

Posesión de:

Lavadora
Video (Magnetoscopio).
Lavaplatos.
Cadena Hi-Fi.
Casa de campo, chalet o similar.

Nivel de estudios del padre y de la madre.
Profesión del padre y de la madre.
Empleados domésticos.
Viajes de placer al extranjero.
Ir al cine.

Para la búsqueda de elementos de ambiente capaces de ser percibidos diferencialmente por los sujetos y que mostraron su influencia en la toma de decisión para aceptar o rechazar un determinado lugar se propuso un cuestionario semiabierto a 115 sujetos estudiantes universitarios de la Universidad Complutense ambos sexos y con edades comprendidas entre los 18 y los 26 años. Un grupo de cinco jueces analizó los datos obtenidos eligiendo las variables y elementos con los que se construyó un nuevo cuestionario en forma de escala de estímulos apareados de Thurstone, que fue aplicado a 155 sujetos estudiantes y/o trabajadores de ambos sexos del área metropolitana de Madrid, con edades comprendidas entre los 18 y los 26 años, con una media de 22,35 años y una desviación típica de 1,877. Una vez escalados los estímulos se eliminaron aquellos cuya distancia entre sí era menor a la décima parte del total del espacio psicológico obtenido en el grupo. Los elementos definitivos así obtenidos se referían a:

Aspecto externo del local.
Facilidad de acceso.
Aspecto interno.
Calidad de productos servidos.
Calidad de los servicios ofrecidos.
Tipos de ambiente (jovial, sofisticado, etc.).
Tipos de gente (Intelectuales, punkies, etc.).
Tipo de música.

La desviación típica de la escala definitiva fue de 3,89.

Con estos elementos se construyó la escala para el estudio de las actitudes y las conductas de ocio. Calculado su coeficiente de fiabilidad por el método de las dos mitades en el grupo de 107 sujetos de nuestra manera, éste fue de 0,87.

Con los datos obtenidos mediante la aplicación de las dos primeras pruebas a los 107 sujetos se realizó un análisis factorial según el método de los factores principales y rotación oblicua direct quartimin. Cuatro factores explican el 99% de la varianza común estimada y el 62% de la varianza total.

Los sujetos fueron divididos en cuatro grupos en función de sus puntuaciones en cada uno de los cuatro factores. El grupo uno se formó por los sujetos con mayor puntuación en el factor 1, el dos, por aquellos sujetos con mayores puntuaciones en el factor 2 y así sucesivamente. Teniendo en cuenta la puntuación obtenida por cada uno de los sujetos de cada uno de los cuatro grupos en la escala de clase sociocultural se llevó a cabo un análisis de varianza de Friedman cíe medidas repetidas para cuatro grupos apareados. El valor del test estadístico de Friedman fue de 245.65786, cuyo nivel de significación es igual 0.0 asumiendo una distribución de chi2 con 3 grados de libertad. Ver tabla 1.


Matriz de correlaciones entre los factores:
 

Factor 1

Factor 2
Factor 3
Factor 4
Factor 1
1.000
Factor 2
-.150
1.000
Factor 3
-.038
0.027
1.000
Factor 4
0.100
-.054
0.014
1.000

RESULTADOS

Los factores obtenidos y mostrados en la Tabla 1, teniendo en cuenta los análisis anteriormente señalados pueden explicarse de la siguiente forma:

El factor 1 integra elementos económicos, culturales, sociales y de ocio. Parece reflejar un tipo de ocio nocturno, caro y tranquilo elegido fundamentalmente por varones mayores de 20 años económicamente independientes.

El factor 2 indica un ocio en grupo, bullicioso y barato, en el que participarían primordialmente menores de 20 años que aún no tienen pareja estable. No hay diferencias entre varones y hembras en las puntuaciones obtenidas en este factor.

En el factor 3 se combinan indicadores de status sociocultural con un tipo de ocio variable representado por sujetos mayores de 20 años. Igualdad de varones y mujeres. El factor 4 denota un tipo de ocio estable y exigente que afecta a quienes poseen un sueldo inferior a las 75.000 ptas. Mes.

DISCUSION

Cuatro parecen ser las dimensiones subyacentes al disfrute del tiempo libre:

Momento del ocio (nocturno-diurno)
Coste del ocio (caro-barato)
Tono del ocio (Bullicioso-tranquilo)
Movilidad (variable-estable)

Por otro lado, las intercorrelaciones encontradas entre actitudes de ocio y variables socioculturales (configurando ambas un mismo factor) apuntan en la dirección señalada de que distintas categorías de usuarios mostrarían diferentes costumbres de ocio.

La utilización del método de las comparaciones binarias con una recopilación de estímulos ambientales del local permite confirmar la hipótesis de que los sujetos atribuyen diferente grado de importancia a los distintos indicadores del ambiente. Se ha obtenido así un amplio listado de estímulos ambientales que pueden servir como indicadores para el sujeto y que además actúan como elementos discriminantes de status sociocultural.

En conclusión, tanto el lugar para ir como el tipo de ocio elegido por un individuo parece estar en estrecha relación con características personales y sociales del propio sujeto.


BIBLIOGRAFIA

Dumazedier, J. (1974). Sociologie empirique du loisir. Critique et contracritique de la civilisation du loisir. París: Du Seuil.

Gil Calvo, E. y Menéndez Vergara, E. (1985). Ocio y prácticas culturales de los jóvenes. Barcelona: Publicaciones de Juventud y Sociedad.

Jiménez Burillo, F. y Aragonés, I. (1986). Introducción a la psicología ambiental. Madrid: Alianza Editorial.

Wicker, A.W. (1979). An introduction to ecological Psycology. Monterrey: Brooks Cole.

Regresar a la Home Buscar en la página Contacta con nosotros Regresar a la Home
                            
Ver Tabla 1 :
[En esta ventana]
[En una nueva ventana]
 
    Tabla 1. Análisis factorial. Método Factores principales (P.F.A.) Rotación Oblicua. Los factores explican el 99% de la varianza común estimada y el 62.3% de la varianza total.