Regresar a la Home
Google Scholar
 Nada de lo psicológico nos es ajeno
III Congreso Nacional de Psicología - Oviedo 2017
Universidad de Oviedo

 

Aviso Legal

ARTÍCULO SELECCIONADO

Psicothema

ISSN EDICIÓN EN PAPEL: 0214-9915

2010. Vol. 22, nº 1, pp. 71-76
Copyright © 2014


Ver PDF   

  

CAMBIO DE ACTITUDES HACIA LA IMAGEN CORPORAL: EL EFECTO DE LA ELABORACIÓN SOBRE LA FUERZA DE LAS ACTITUDES

 

Margarita Gasco, Pablo Briñol y Javier Horcajo

Universidad Autónoma de Madrid

Las actitudes hacia la imagen que las personas tienen de su cuerpo constituyen un elemento central en la comprensión y el tratamiento de los trastornos del comportamiento alimentario (TCA). En el presente trabajo de investigación se llevó a cabo un estudio en el que se modificaron las actitudes hacia el cuerpo de los participantes a través de un tratamiento persuasivo que implicaba una alta elaboración mental (autopersuasión) o a través de un procedimiento que requería menos participación activa (exposición pasiva). Tal y como se esperaba, los participantes de los dos grupos de tratamiento mostraron unas actitudes hacia su cuerpo significativamente más favorables que aquellos del grupo control. No obstante, a pesar de que los dos grupos de tratamiento mostraron un cambio de actitudes similar, la fuerza de las mismas varió en función del procedimiento a través del cual se modificaron dichas actitudes. El grupo de alta elaboración mostró unas actitudes más fuertes que el grupo de baja elaboración. Este último resultado tiene una importancia considerable para el tratamiento de los TCA puesto que la fuerza de las actitudes determina el impacto a largo plazo de las mismas.

Attitude change toward body image: The role of elaboration on attitude strength. Attitudes toward body image have been shown to play a central role in the understanding and treating of eating disorders. In the present research, participants’ attitudes toward their body image were changed through a persuasive procedure involving high mental elaboration (self-persuasion) or through a less engaging procedure involving less active participation (passive exposure). As expected, participants in these two groups showed more favourable attitudes toward their bodies than those in the control group. Despite that both treatments were equally efficient in changing attitudes, the strength associated with those attitudes was significantly different depending on the amount of thinking involved in the process of change. Specifically, attitudes were stronger in the high rather than low thinking group of treatment. This finding is important because the strength of the attitude may determine the long-term consequences of an intervention.

 


Ver PDF
 

Regresar a la Home Buscar en la página Contacta con nosotros Regresar a la Home